5/5 (11)

También tú puedes ser víctima de acoso y discriminación en el trabajo.

El perfil de la víctima de acoso en el trabajo
El perfil de la víctima de acoso en el trabajo

Definir el perfil de la víctima  de acoso y discriminación en el trabajo es un tema muy complejo pues muchas veces cuando se quiere estudiar a la víctima, ésta ya tiene una personalidad muy marcada por el propio proceso de acoso; así para Piñuel (2001) las víctimas de acoso laboral  son personas con mucha ética, honradas, muy justas, independientes en sus juicios, muy trabajadoras, con carisma,  capaces para trabajar en equipo, con alta empatía, compromiso social y con una situación personal y familiar muy buena, suelen ser  populares, comunicativas y simpáticas.

Uno de los autores más estudiosos de este tema y que más ha ampliado el campo del saber es González (2002) nos habla de algunas características que se pueden dar en las personas proclives a padecer acoso laboral que suelen ser auténticas y les importa mucho la autorrealización en el trabajo, tienden a conservar sus relaciones interpersonales, son muy sensibles a que les rechacen, son personas inofensivas, nunca hacen daño conscientemente, ni tienen la suficiente malicia para ver en los demás intentos de hacer daño,  no creen que los demás  puedan tenerles envidia.

Las describe también como personas brillantes, es por eso que clasifica a quienes pueden ser víctimas de acoso laboral en tres apartados:

  1. las personas envidiables que pueden ser peligrosas para cambiar el liderazgo del grupo,
  2. las que muestran vulnerabilidad por alguna diversidad personal o porque necesitan aprobación,
  3. las que por su eficacia y calidad en su trabajo ponen en evidencia a los demás miembros.

Por otra parte, Gimeno (2005) destaca que se trata de trabajadores normales que siempre han estado bien dentro del organigrama y han hecho con diligencia sus tareas. Su vida laboral está dentro de la normalidad hasta que se produce la situación de conflicto. Por eso advierte que todos podemos ser víctimas de mobbing.

Valora este artículo