4.89/5 (9)

La dueña del Castillo de Montemayor solicitó a la Junta de Andalucía no pagar el IBI por ser su propiedad un BIC

El pueblo entero lucha por el Castillo de Montemayor
El pueblo entero lucha por el Castillo de Montemayor

El castillo de Montemayor, emblema y lo que podría ser el principal reclamo turístico de esta pequeña localidad situada en la campiña cordobesa —cuya propietaria es Doña Concepción de Silva y Alzor—, fue declarado Bien de Interés Cultural, BIC, según la ley 16/1985 de 25 Junio de Patrimonio Histórico Español.

El artículo 13 de esta ley recoge que los propietarios de los bienes declarados como BIC «están obligados a permitir y facilitar su inspección por parte de los Organismos competentes, su estudio a los investigadores, previa solicitud razonada de éstos, y su visita pública, en las condiciones de gratuidad que se determinen reglamentariamente, al menos cuatro días al mes, en días y horas previamente señalados».

Hasta aquí todo es muy claro, a excepción de que dicho artículo sufre de una gran ambigüedad remarcándose que «el cumplimiento de esta última obligación podrá ser dispensado total o parcialmente por la Administración competente cuando medie causa justificada».

Ante esta peculiar situación, Aquí Actualidad se pone en contacto con el actual alcalde de Montemayor, Don Antonio García López, para intentar conocer cuál es la realidad de la situación.

Entrevista con el alcalde de Montemayor

Aquí Actualidad: Buenos días Señor Alcalde. Explíquenos, por favor: ¿Qué ocurre realmente con el Castillo de Montemayor?

Antonio García: El primer problema que tiene el Castillo es que es privado. Desde el año 1985 todos los bienes privados que la administración correspondiente consideró oportuno pasaron a la categoría de Bien de Interés Cultural. Ocurre que el dueño, si lo solicita, está libre de algunas obligaciones, como puede ser el pago de los tributos municipales, por ejemplo el IBI.

AA: ¿Cómo es posible que ocurra esto?

A.G: Aquí todas las corporaciones, cada una con más o menos intensidad, ha luchado por el Castillo. El problema se agrandó cuando, en 2010, la Junta de Andalucía —gobernada por el PSOE en aquel y este momento— y el Delegado en Córdoba, Joaquín Doblades, le dieron una dispensa total al castillo no revisable, una dispensa de por vida. Desde entonces es muy complicado visitar el castillo. ¿Por qué? Porque en esta dispensa de la que hablamos se argumenta que esta señora dispone de todas las instalaciones para su vida cotidiana, y que cualquier recorrido invadiría su intimidad.

Por contra, esta señora solicita a la Junta de Andalucía no pagar IBI ni tributos urbanos de su propiedad, ya que es un BIC, con lo cual no permite el acceso a su propiedad, pero tampoco paga ningún impuesto. Tú puedes tener un BIC y no solicitar ese tipo de ventajas. Es tuyo, es privado y no deseas que nadie lo visite. Para eso pagas impuestos como todo el mundo. Pero en este caso, la propietaria sí solicitó ser eximida de pagar impuestos y, a la par, no dejar visitar su propiedad.

Antes del 2010, hubiera habido forma de solucionar esto, pues de haberse mantenido las condiciones de aquel entonces a fecha de hoy, yo directamente voy al juez y se interpone una denuncia en voz del pueblo y del Ayuntamiento. Pero claro, desde la firma de esa dispensa a la que ella se acoge, es muy difícil actuar. Entonces nos encontramos que la primera salida de este entuerto sea la revisión de dicho documento. Contamos con la palabra del Delegado y de la Junta de Andalucía de que esa dispensa va a ser revisada. La propietaria, por otra parte, se escuda en que vive habitualmente en su castillo y que esas visitas de cuatro días al mes le incomodarían.

Se ha podido probar a la Consejería que desde que entré como alcalde, ahora hace un año y medio, y mediante un informe de la Policía Local de Montemayor, que han estado un año llamando a las puertas del Castillo por la noche y por la mañana para averiguar si vive alguien habitualmente, y nadie ha contestado. Por la mañana hay un jardinero, pero por la noche no hay nadie y las luces están continuamente apagadas.

Todo este tiempo el Ayuntamiento no ha estado parado. Hemos estado recopilando información para intentar que esa dispensa se revise y que desde la Administración se entienda que este pueblo lleva la razón. Los argumentos o circunstancias para que esa dispensa se concediera en 2010 fueron simplemente su palabra de que vivía habitualmente en el Castillo. En 2016 se puede demostrar que las condiciones han cambiado y que el Castillo no está habitado por nadie. El informe policial demuestra que no hay nadie ni viviendo ni durmiendo en esa propiedad.

AA: ¿Que título nobiliario ostenta la dueña del Castillo de Montemayor?

A.G: No tiene ningún título, solo es heredera, algo sorprendente. Retomando un poco la pregunta anterior, si me lo permites, doña María Concepción de Silva y Azlor de Aragón nunca ha estado empadronada en este Ayuntamiento. Según ley, si una persona está más de 180 días viviendo en un municipio, es obligatorio que se empadrone. Con esto no quiero decir que no tenga derecho a tener una vivienda en el pueblo, y que ocupe del castillo lo que necesite, pero 6.000 metros en el centro del pueblo de Montemayor, algún recorrido para poder visitarse tienen.

AA: ¿Cómo está luchando el pueblo contra esto?

A.G: Desde el Ayuntamiento se ha impulsado una plataforma creada hace unos días con unas 100 personas. Desde que se configuró, yo, como Alcalde, he pasado a un segundo lugar. Estaré apoyando en todo momento, pero esto es una labor de todo el pueblo y desde ahora iremos juntos pero separados. El Ayuntamiento peleará por un lado y la plataforma por otro, en la misma dirección, por supuesto; en paralelo pero diferenciados. No veo correcto que el Alcalde encabece una plataforma pues es el mismo pueblo el que ha de luchar contra esta injusticia, y no me gustaría que este tema se viese arrastrado al campo político. No deseo que alguna persona del pueblo deje de participar en dicha plataforma porque está el alcalde y es política para beneficiar a un partido político». No, es un bien para todos los ciudadanos y una injusticia para un pueblo entero.

Voy a seguir trabajando. Seguiré siendo el chino en el zapato, pero hemos de trabajar en paralelo para que no haya discordia en un tema que afecta a todos. He intentado que la gente tome conciencia, que trabaje, que pelee y que de un paso para solucionar este grave problema que tiene nuestro pueblo. Me gustaría que fuera en mi mandato cuando se abrieran las puertas de nuestro Castillo, pero si no lo es, no importa, estoy igual de contento por haber impulsado y concienciado a la gente para pelear. Con esta plataforma se va a luchar desde otros puntos, por ejemplo, desde la creación de una página para la recogida de firmas de toda persona que desee que se haga justicia.

«Ahora tiene que caminar el pueblo unido»

AA: El ser declarado BIC, ¿qué ventajas tiene realmente? ¿Está recibiendo algún tipo de subvención para su mantenimiento?

A.G: No, no me consta que esté recibiendo ninguna subvención, salvo el estar exenta de pagar el IBI. La propietaria tendría beneficio si solicitara alguna licencia para alguna obra de restauración, pero no está ni restaurando ni invirtiendo en el Castillo, así que no ha solicitado nada. Ha hecho algunas cosas de su bolsillo, como la instalación de una chimenea industrial, algo que sorprendió al ver que salía humo de una ventana interior de la torre. Inmediatamente se denunció.

También, hace pocos días se dio parte de la instalación de unas placas de publicidad con carácter privado, actuación que está totalmente prohibida en un BIC. De forma inmediata se retiraron tras la denuncia a Cultura.

Ella estará algo preocupada porque se ha conseguido que la noticia del castillo de Montemayor salga en prensa, televisión, radio y periódicos. El próximo paso que espero que salga adelante será llevarlo con mi partido a una proposición no de ley al Parlamento. De alguna forma hay que continuar impulsando esta injusticia tan grave que sufrimos. De hecho, ya se ha hablado con la Consejera de la necesidad que Montemayor tiene de abrir ese Castillo para poder ser visitado, ya que sería un cambio tremendo para nuestra economía y nuestro orgullo de pueblo. Recordemos que es un símbolo, que lo tenemos recogido hasta en el escudo del pueblo. En todo lo que sale de Montemayor, ya sean sus vinos, su industria o cualquier reseña hacia nuestro pueblo, siempre está la imagen del Castillo de Montemayor. Es parte del pueblo.

AA: -Antonio, ¿consta que esto esté ocurriendo en más sitios de Andalucía con otros BIC?

A.G:-Me consta que sí. Se ha podido conseguir que los propietarios se hayan dado cuenta de que es un bien para el pueblo e incluso para ellos mismos. Aldomodar del Río estaba en la misma situación, y hoy en día se está grabando allí Juego de Tronos. Quizá no se ha planteado la dueña que, en este caso, puede repercutirle un beneficio económico con la sola obligación de abrir sus puertas una vez al mes gratis.

El primer fallo que yo percibo de esta señora es no querer hablar conmigo como alcalde. Desde el momento que llego por las elecciones a ser Alcalde de Montemayor, le escribo una carta de presentación manifestándole mi deseo de tener una reunión, simplemente por ser una persona que tiene una propiedad grandísima dentro del pueblo, por ser una persona que el año pasado recibió miles de euros de fondos europeos de las tierras que tiene en este pueblo. Nunca ha contestado a mis cartas ni demandas para esta reunión.

AA: -Nos consta que la dueña tiene más propiedades, olivos y vid. ¿En qué condiciones están esos cultivos?

A.G:-La propietaria recibió el año pasado 275.000 euros de los fondos europeos por la extensa propiedad en tierras que tiene. Imagina lo que podría hacer en el Castillo o en esas tierras si invirtiera un poco en ellas. Estas tierras estaban medio abandonadas, y cuando ha visto que entre la gente del pueblo cundía el descontento, y sumado al alto nivel de desempleo intuyendo que se le podían echar encima, decidió darlo en alquiler o arrendamiento, no sé muy bien, y es cuando más cuidado está.

Me gustaría que este medio fuera el primero en hacer pública una petición que yo le quiero hacer a Doña María Concepción:

Si no quiere que su castillo, que su casa sea visitable, que pague el IBI que se ha ahorrado durante todos estos años, que con esa cantidad desde este Ayuntamiento sabremos gestionarlo en algo a favor del pueblo, ya sea un pabellón polideportivo, una nueva piscina municipal o un parque. Algo por y para el pueblo, donde se sepa que es por no poder ver el castillo de Montemayor. Es más, yo me comprometo a que lo que se hiciera con ese dinero llevara el nombre de esta señora, que por lo menos todo esto tenga algún sentido.

Yo le pido que devuelva todo lo que ha dejado de pagar para que el pueblo, ya que no le dejan la oportunidad de visitar su bien más cotizado, al menos pueda disfrutar algo de ese dinero que va directamente al bolsillo de la propietaria. Y por supuesto que renuncie a esos beneficios que tiene en la actualidad, y si no, que cumpla con la ley.

Desde Aquí Actualidad agradecemos al Señor Alcalde de Montemayor su honestidad al hablarnos de este enrevesado tema, abriéndonos las puertas de su despacho e invitándonos a reflexionar sobre esta situación.

Valora este artículo