4/5 (1)

Rosberg ha logrado la pole en el GP de Europa por delante de Pérez y Ricciardo. Hamilton ha sido décimo y los españoles, fuera de la Q3.

Rosberg logra la pole en el GP de Bakú
Rosberg logra la pole en el GP de Bakú

 

Nico Rosberg ha sido el más rápido en el Circuito Urbano de Bakú (Azerbaiyán), seguido a 2,4 décimas por Sergio Pérez y a más de 1 segundo por Daniel Ricciardo. Su compañero Lewis Hamilton se ha tenido que conformar con la décima plaza tras una actuación muy floja. Los españoles no han superado la Q2; Carlos Sainz partirá décimotercero y Alonso, detrás de él.

Rosberg y Hamilton, cara y cruz de Mercedes

Nico Rosberg ha firmado una gran sesión, tras parar el crono en 1:42.758. Esta pole, la 3ª de la temporada y la 25ª de su vida en la F1, tiene un gran valor gran simbólico. El alemán ha demostrado que va muy en serio a por el título y lo que es más importante, que no ha sucumbido a la presión de su compañero Lewis Hamilton. En la carrera deberá corroborar esta actitud.

Sin embargo, su enemigo íntimo y actual campeón del Mundo Lewis Hamilton, ha decepcionado. Nada hacía presagiar este pinchazo del inglés. Había llegado a Bakú con dos triunfos consecutivos y muy motivado. Todo indicaba que estábamos ante el retorno de su mejor versión. A ello se sumaban las características del circuito urbano de Bakú, que le favorecían. Y por si fuera poco, había dominado con soltura en todas las sesiones de entrenamientos libres.

Pero, el sábado, día en el que realmente cuentan los tiempos, se ha hundido en una sucesión de errores impropios de su talento. La semana pasada pregonó a los cuatro vientos que se encontraba muy centrado. Sin embargo, su frustrante participación de hoy parece desmentirle.

El vigente campeón tuvo problemas incluso para meterse en la Q3 puesto que se pasó de frenada en la curva 7 arruinando su vuelta. Y  solo logró un tiempo que le permitió superar la Q2 cuando faltaban 12 segundos para finalizar dicha manga. Pero en la Q3 todavía fue peor. Primero, volvió a irse largo en uno de los sectores. Y en el siguiente intento colisionó contra un muro de protección. Así terminó el sábado para el 44 de Mercedes que mañana está obligado a remontar desde los primeros metros. Solo resta saber con cuál de las dos versiones de Lewis nos encontraremos: el genial tricampeón o el descentrado corredor.

Sergio Pérez se ha llevado el segundo mejor tiempo gracias a una soberbia vuelta. Sin embargo, el mexicano saldrá desde la séptima posición tras la sanción recibida por cambiar su caja de cambios. Esa circunstancia le ha permitido a Daniel Ricciardo apropiarse de la segunda plaza.

El australiano ha brillado en la clasificación, sobre todo teniendo en cuenta que el trazado azerí exige mucha potencia y una gran velocidad punta, virtudes que todavía no atesora el RB12.  Una gran forma de festejar su reciente renovación con Red Bull. Su compañero, Max Verstappen que ya ha demostrado que los circuitos urbanos se le atragantan, ha sido noveno. Y como el irreverente holandés se considera perfecto, no ha tenido ninguna palabra de autocrítica. Sin embargo, sí ha culpado de su resultado a Valteri Bottas. Aunque es cierto que el finlandés le ha adelantado en los momentos decisivos de la sesión, estos hechos no justifican ni sus declaraciones ni su pilotaje de hoy.

Los Ferrari de Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen se han adjudicado el cuarto y quinto lugar, respectivamente. No obstante, ambos ganan un puesto por la mencionada penalización del azteca. Las sensaciones que han dejado los SFH-16 en las orillas del Mar Caspio no han sido, de momento, tan positivas como en Montreal.

Los españoles, discretos.

Carlos Sainz no ha encontrado el feeling con su STR11. Unos problemas con los frenos le han obligado a cambiarlos. A pesar de ello no se ha sentido cómodo, lo cual es un pasaporte al fracaso en un asfalto tan exigente y peligroso como el azerbaiyano. Y lo peor de todo es que su compañero Daniil Kyviat le ha superado tas firmar el séptimo mejor tiempo. Es la primera vez que el ruso le gana la partida desde que fue descendido a la escudería de Faenza. Mañana el madrileño está obligado a protagonizar otra remontada como la de la semana pasada en Montreal. No lo tendrá fácil entre las sinuosas calles del casco antiguo de Bakú.

Y peor le ha ido a Fernando Alonso. En esta ocasión el asturiano no ha podido colarse en la Q3, algo que sí había logrado en los 3 Grandes Premios precedentes. Una muestra fidedigna de las prestaciones de los coches de Woking en el Cáucaso es Jenson Button. El inglés, eliminado en la Q1 se ha hundido en décimonovena posición.  Sonrojante.

El McLaren ha sufrido mucho en un asfalto veloz que alberga la recta más larga de la temporada -2,2 km-. La velocidad máxima y el rendimiento de las unidades de potencia son la clave. Pues el MP4-31 adolece de ambas cosas. Así es muy difícil competir.

Valora este artículo