5/5 (1)

Han tenido que pasar quince años para que dos norteamericanas, Madison Keys y Sloane Stephens, disputarán una  final femenina de tenis en el US Open de Nueva York.

Sloane Stephens nueva campeona de tenis en el US Open
Sloane Stephens nueva campeona de tenis en el US Open | Foto: wtatennis.com

La tenista estadounidense Sloane Stephens de 24 años ha sorprendido a todos por su brillante y poderoso juego, por su tranquilidad y su capacidad de defender y atacar con el mismo talante.

En semifinales eliminó a la gran Venus Williams, su ídolo según manifestaciones de la propia tenista, por 6-1, 0-6 y 7-5, mientras que su rival en la final, Madison Keys, eliminaba a Coco Vandeweghe por 6-1, 6-2.

Han tenido que pasar quince años desde el 2002, en que se enfrentaron las hermanas Williams, con el triunfo de  Serena,  para volver a ver a dos estadounidenses disputar esta final. Se han quedado en la cuneta las favoritas Venus Williams y Karolina  Pliskova, así como la española Garbiñe Muguruza que sin embargo,  al haber quedado eliminada en cuartos de final Pliskova, ella ha subido al puesto número uno del ranking mundial.

 

Sloane Stephens campeona en el US Open

Keys y Stephens sólo se habían enfrentado en una ocasión y fue Stephens la que venció en el torneo de Miami en 2015. Las dos son jugadoras diestras, pegadoras, pero Madison jugó con mucha presión queriendo atacar siempre, con poco control de sus golpes, lo que se hizo evidente por los numerosos errores no forzados que cometió y por su falta de movilidad en la pista.

Sloane en cambio jugó con mucho control e inteligencia, defendiéndose de los ataques de su rival y en cuanto tenía la ocasión contraatacaba ella implacablemente. Estuvo ágil e intuitiva, moviendo la bola con tranquilidad y acierto, arriesgando en el momento preciso. Consiguió buenos saques y pronto cerró el primer set con 6-3 a su favor.

Madison, 22 años, jugaba su primera final en el US Open y no acertaba con sus golpes favoritos. En el segundo set intentó subir a la red pero Sloane  acertadísima siempre conseguía pasarla. Así, el partido se convierte en una pesadilla para Keys, mientras que Stephens se superaba cada vez más con su preciso y elegante juego de voleas, y golpes profundos.

El resultado final fue  6-3, 6-0,  aunque lo más significativo del partido se produjo  al finalizar éste con el gran abrazo de las dos jóvenes jugadores y las lágrimas de Madison en el hombro de Sloane que en esta ocasión asciende al número 17 del ranking mundial en sólo un mes.

Fue  hermoso contemplar, mientras preparaban la entrega de los trofeos, a las dos jugadoras sentadas juntas charlando de sus cosas, ya relajadas, riendo como dos amigas y no como las dos rivales que habían sido hasta esos momentos.

Valora este artículo

1 Comentario

Comments are closed.