5/5 (3)

Si tienes pensado vender tu coche, es importante que conozcas el valor que más se aproxime a su precio justo.

Cómo vender tu coche como un profesional en cinco pasos
Los compradores interesados en tu coche pagarán por los extras y por el buen estado del automóvil.

¿Ha llegado el momento de vender tu coche, pero no sabes cómo? Te damos cinco consejos de auténtico ‘pro’ para que la venta de tu automóvil usado esté a la altura de la de un experto.

 

1. Elige el momento adecuado

No vale con levantarse una mañana y pensar “quiero vender mi coche de una vez”. Para vender un coche como un profesional debes pensar como tal, y tener en cuenta que no solamente se trata de un buen momento para ti, porque estés pensando comprarte otro y necesites liquidez.

Debes analizar el mercado y elegir el momento adecuado. No es lo mismo vender un coche familiar, en demanda los 365 días del año, que un convertible, que tiene más tirón en los meses cálidos, cuando sus nuevos dueños pueden estrenarlo y lucirlo.

 

2. Conoce a tus competidores

Si tienes pensado vender tu coche, es importante que conozcas el valor que más se aproxime a su precio justo. Incluyendo todo aquello que pueda devaluarlo, como el paso del tiempo o el kilometraje. Para obtener una estimación aproximada y justa, es recomendable contratar un tasador profesional o hacer uso de una herramienta de tasación online.

Si vas a vender a particulares, acuérdate de añadir un pequeño margen sobre el precio final, que te permita negociar, pero sin salirte del rango de precios en que sitúan otros coches como el tuyo dentro del mercado de los coches de segunda mano.

Casi todos los compradores tienen en mente comprar al menor precio posible, así que ve preparando tus dotes de negociador desde el principio.

 

3. Saca fotos de anuncio

Elige fotos bonitas, donde se vean bien las líneas de la carrocería y los detalles del coche. Dedica un tiempo extra a elegir con cuidado la hora del día con mejor luz natural, un fondo bonito y un lugar donde puedas aparcar el coche en distintas posiciones para sacar fotos desde distintos ángulos.

Si el vehículo tiene algún daño o desperfecto, haz fotos detalladas para que el comprador no se sienta engañado ni se lleve una sorpresa cuando vea el coche.

 

4. Redacta un anuncio con miga

No hace falta ser un Cervantes frustrado: la gran mayoría calculamos el valor de nuestro coche añadiendo un componente emocional que no se corresponde con su valor de mercado, antigüedad o kilometraje.

Los compradores interesados en tu coche pagarán por los extras y por el buen estado del automóvil, pero no tendrán en cuenta ese viaje que hiciste a Almería en 2012… a menos que les involucres en tu visión del coche desde el principio.

Déjate llevar por tu lado sentimental, y personaliza la descripción del vehículo con las experiencias y emociones que te unen al coche, más allá del cierre automático de puertas.

 

5. Aprovecha la primera impresión

Es difícil convencer a alguien de que compre tu coche si de primeras no entra por los ojos. La primera impresión tiene un potencial de persuasión increíble, y aunque no lograrás vender tu coche por más dinero simplemente porque luce bonito, sí que conseguirás un precio más justo por él.

Lávalo a conciencia, aspira el interior, limpia ventanillas y espejos, y cambia las alfombrillas. Con productos específicos para arañazos puedes dejar el exterior casi como nuevo.

Tip: no dejes nada en el interior, para que el comprador pueda visualizarlo como suyo, igual que sucedería con un coche recién salido de un concesionario.

Valora este artículo