5/5 (1)

Más verde en casi la mitad de las tierras, donde hay 40 veces más biomasa que hace algo más de tres décadas.

Nuestro planeta, más verde cada vez
Nuestro planeta, más verde cada vez

El verde es el de la esperanza, el de la juventud y el del Derecho; también el de la Tierra. Un 30% más verde, para ser exactos, que hace 33 años. Así informa un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature climate change (NCC) y que lleva por título «Greening of the Earth and its drivers».

En dicho estudio ha participado el prestigioso ecólogo español y miembro del CSIC, Josep Peñuelas i Reixach, garante de reconocimiento en forma de grandes investigaciones y también de varios premios tanto a nivel nacional —I Premi Nacional de Recerca de Cataluña 2010 o el Premio Rey Jaime I— como internacional, pudiendo mencionar en este último al Ministerio de Ciencia del Japón en 1988 o el de la NASA en 1993. En NCC, el investigador asegura que nuestro planeta es más verde debido al consumo de combustibles fósiles, carbón o petróleo, cuyo resultado es un también incremento de los niveles de CO2.

No obstante, el dióxido de carbono es un arma de doble filo. Por una parte, obviando la importancia que tiene dentro del grupo de los gases menores, es, junto a la luz del sol, el motor que impulsa los procesos fotosintéticos. Por la otra, por la negativa, es un protagonista indiscutible en el impulso del efecto invernadero, fenómeno que de forma sencilla define la National Geographic como «el calentamiento que se produce cuando ciertos gases de la atmósfera de la Tierra retienen el calor. Estos gases dejan pasar la luz pero mantienen el calor como las paredes de cristal de un invernadero». Preocupante el efecto, según la publicación, «porque está cambiando el clima tan rápido que algunos seres vivos no pueden adaptarse. Igualmente, un clima nuevo y más impredecible impone desafíos únicos para todo tipo de vida».

De cualquier forma, el Planeta Azul tiene ahora 36 millones de kilómetros cuadrados más coloreados de verde.

Valora este artículo